Coreografía: Esteban Donoso
Esta obra del coreógrafo Esteban Donoso, en colaboración con el artista sonoro Fabiano Kueva, explora el espacio de escucha en su capacidad de resonar en el cuerpo, tanto de los bailarines como de los espectadores y, a su vez, la capacidad del cuerpo de afectar el espacio de escucha. En un trabajo cercano al documental, los bailarines de la Compañía Nacional de Danza se presentan como sujetos sonantes y hablantes, que habitan y son habitados por su cuerpo y su espacio de trabajo.

Sobre el Coreógrafo
Bailarín, coreógrafo e investigador. Estudió en el Frente de Danza Independiente en Quito. Obtuvo una Maestría en Danza en la Universidad de Illinois (Estados Unidos). Ha impartido varios cursos de técnica contemporánea, composición e historia de la danza en la Universidad de Illinois y en el Beloit College (Estados Unidos), la Universidad de Cuenca, la Universidad Central y la Universidad Católica (Ecuador), así como en el Ballet Nacional del Ecuador. Ha presentado sus coreografías en espacios no convencionales, así como en teatros de Ecuador, Estados Unidos y Bélgica. Como bailarín intérprete, ha trabajado con coreógrafos reconocidos como Ernesto Ortiz y Kléver Viera (Ecuador) y Tere O’ Connor, Jennifer Monson, Sara Hook y David Parker (Estados Unidos). Ha colaborado con artistas como Sonja Augart (Alemania), Renée Wadleigh (Estados Unidos), Manuel Vasson (Inglaterra), Chun-Cheng Chang (Taiwan) y Fabián Barba (Bélgica-Ecuador). Actualmente, reside en Bruselas, Bélgica, donde realiza un programa de investigación artística.

Coreografía: Esteban Donoso
Diseño Sonoro: Fabiano Kueva